viernes, 17 de marzo de 2017

Corresponsabilidad y conciliación: dos retos para el presente.

Después de ver este vídeo, ¿a quién no le empiezan a saltar chispas en el cerebro?


El problema de la compatibilización de la jornada laboral con la vida personal se ha convertido en uno de los más importantes temas de estudio en la mayoría de las sociedades avanzadas. Para que las ciudadanas y ciudadanos puedan desarrollarse como perosnas más allá del ámbito profesional, es decir, hay que transformar mentalidades, horarios y estilos de vida.

Es un problema muy complejo, ya que a las obligaciones laborales hay que añadir las tareas del hogar y el tiempo de atención y cuidado de las hijas e hijos (si se tienen), con lo que el tiempo para el desarrollo personal (aficiones, tiempo de relax, etc.) se convierte en escaso. Pero es más escaso aún o casi nulo, si estas tareas domésticas y laborales no están compensadas, es decir, equitativamente repartidas entre las dos partes.

Es necesario un cambio de mentalidad en las empresas, para que entiendan que tanto ellos como ellas pueden rendir de igual forma y que las obligaciones externas al trabajo son también de las dos partes. Que los hombres también tienen un proyecto de vida en el que entra la paternidad y la educación de sus hijos, con lo cual es tan aceptable que un hombre pida una reducción de jornada, por ejemplo, como que lo haga una mujer. 

Pero probablemente el cambio más importante está en la población. Las últimas generaciones han avanzado claramente en el tema de la igualdad, ni mucho menos lo necesario, pero han ido dando claros pasos hacia adelante. Los hombres comenzaron a ayudar a las mujeres en las tareas que eran propias de estas; sin embargo el siglo XXI es momento ya para cambiar ese juego de roles que también ha quedado obsoleto. Muchos de los hombres actuales no ayudamos a nuestras parejas, asumimos que las tareas domésticas son compartidas, son responsabilidad de las dos partes, con lo cual la doble jornada, que mayoritariamente es cosa de ellas, ha de reducirse a la mitad para que cada uno asuma su papel, se comprometa con la otra persoa y así pueda disponer de su propio tiempo de dedicación personal. Es lo que llamamos corresponsabilidad.

Y hablando de referentes. Como muestra, un botón... bueno un chaleco.

Uno de tantos referentes para todas y todos aquellos que quieran dedicarse a la física, la química, o la investigación en general, es Stepahanie Kwolek (New Kensington 31 de julio de 1923 - Wilmington 18 de junio de 2014).


Esta química polaca-estadounidense, inventó el poliparafenileno de tereftalamida, conocido con el nombre de Kevlar. Este compuesto es una fibra de alta resistencia (hasta cinco veces más resistente que el acero), muy ligero y solo se derrite a partir de 500º. Se utiliza, por ejemplo, en los chalecos antibalas de policías y soldados en todo el mundo.

Una compañía científica llamada Dupont (creada en 1802), cuyo objetivo era facilitar la vida cotidiana de las personas y hacerla más segura, pone a la ciencia a trabajar para la búsqueda de soluciones o mejoras a problemas y situaciones cotidianas. 

Kwolek entró a trabajar en Dupont en 1946, con la primera intención de desarrollar sus investigaciones allí durante unos años y ganar el dinero suficiente para estudiar medicina. Finalmente estuvo trabajando para la compañía 40 años: " Me enamoré tanto de mi trabajo que me olvidé de la medicina"; estaba entusiasmada "sobre todo por la libertad con la que trabajábamos y la emoción de que constantemente hacíamos descubrimientos en una u otra materia".

Estos son algunos de sus reconocimientos y premios:

  • Howard N. Potts Medal (1976) - Por sus soluciones cristalinas de polímeros y las fibras resultantes de estos.
  • Materials Achievement Citation for Kevlar ® (1978).
  • American Institute of Chemists' (AIC) Chemical Pioneer Award2 (1980).
  • Creative Invention Award3 (1980).
  • Fue incluida en el Muro de la Fama de la Ciencia e Ingeniería en Dayton, Ohio4 (1992).
  • American Innovator Award (1995) - Se convirtió en la cuarta mujer en ser incluida en el “National Inventors' Hall of Fame”.
  • National Medal of Technology (1996) - Su más grande reconocimiento, lo recibió de parte del presidente Bill Clinton.

En el colegio ella creía que sería diseñadora, pero disfrutaba tanto de sus clases de ciencias, que eso la impulsó a seguir ese camino, el cual desarrolló con gran éxito durante toda su etapa estudiantil.


Referentes femeninos: tan reales como necesarios.

Para esta primera entrada de la 4ª semana me voy a centrar en los estereotipos de género que hay en la educación y la necesidad de referentes femeninos, que esto conlleva.

Hace un par de semanas vi este vídeo:






Hay algo que, de lógico que es, me dio como un golpe de realidad, pero de lleno en la conciencia. Yo estoy convencido y comprometido con la coeducación, pero reconozco que estos testimonios me abrieron los ojos. Cuando a estas chicas les ponen los ejemplos de las numerosas mujeres científicas que han hallado, descubierto, inventado cosas tan importantes, ellas se sorprenden porque "siempre hablamos de hombres científicos". Pero lo que más me impactó son las dos últimas chicas que aparecen en el vídeo diciendo que ahora que saben que antes que ellas hubo mujeres que se dedicaron a la ciencia con absoluta relevancia, eso las inspira y las motiva para emprender ese camino.

Necesitamos urgentemente referentes femeninos en todas las disciplinas educativas, no solo en las ciencias, en literatura, en historia, en educación física, en las artes... nuestras hijas, nuestras alumnas necesitan saber que esos caminos ya fueron abiertos hace siglos y que, por tanto, no solo no están cerrados para ellas, sino que deben ensancharlos para que cada vez sean transitados por más mujeres hasta que algún día los nombres femeninos brillen tanto como los masculinos. Cuanto antes mejor.

jueves, 16 de marzo de 2017

Análisis de un anuncio sexista y contra-anuncio.

Para la tarea final de la 3ª semana del MOOC Educar en igualdad, vamos a analizar un anuncio que consideremos sexista o estereotipado. Luego, vamos a crear un contra-anuncio, resolviendo los "errores" del original. Puede ser interesante.

Yo he escogido este anuncio... creo que por razones obvias:



Comencemos. Dejando aparte el mal gusto evidente, queda claro que el recurso publicitario más importante que utiliza este anuncio es, como pasa en la mayoría de los casos, sexual. Utilizar el sexo para vender es el truco más viejo que existe en publicidad. Lo malo es que funciona. Sobre todo si queremos vender el producto a hombres.

En este caso la figura de la mujer aparece solamente como reclamo sexual. Esto conlleva una doble discriminación a mi juicio: la primera por el mero uso de la mujer como objeto de deseo, sin más cualidades; la segunda porque con ello queda claro que el producto, que es un bocadillo de Burguer King, solo se dirige así al público masculino, como si las mujeres no comieran esas cosas.

La intención de la imagen queda clara: el bocadillo es un símbolo fálico que se dirige hacia la boca de la mujer (que por otra parte bien podría ser una muñeca hinchable). Por si acaso no queda claro así y la básica inteligencia masculina ha quedado nublada por la imagen, está el eslogan: It'll blow your mind away (Hará volar tu mente por los aires). La traducción no funciona como el original, y es que el verbo blow en inglés se puede traducir por felación, por eso esta parte del texto es más grande que la otra, que en realidad no importa, está para disimular. Por si acaso no está ya lo suficientemente claro, hacen la "bromita" con el segundo texto: super seven incher, haciendo clara alusión al tamaño del miembro... digooo del bocadillo.

En fin, todo un catálogo de mal gusto y de discriminación. 

¿Cómo podríamos hacer el anuncio mucho más igualitario, coeducativo y de buen gusto?


Esta es mi propuesta, espero que os guste. :-)

martes, 14 de marzo de 2017

La mujer en el deporte.

Tradicionalmente, a la mujer se la invisibiliza en el deporte. Los únicos deportes en los que se le ha dado algún tipo de cobertura o seguimiento a las mujeres, han sido los que tradicionalmente se consideraban femeninos, como la gimnasia rítmica y la deportiva; aunque, como son deportes minoritarios, tampoco se les prestaba demasiada atención.

Afortunadamente, las mujeres practican ya todo tipo de deportes, aunque desafortunadamente, el seguimiento mediático y, por lo tanto, la repercusión que tiene el deporte femenino son ínfimos. Solo suelen llamar la atención de los medios los grandes logros (títulos, medallas, etc.), pero al día a día no se le presta ninguna atención.


Yo he querido rendir homenaje en esta entrada a Marina Alabau, darle visibilidad a una campeona olímpica, mundial y europea, con un currículum de éxitos impresionante, pero sobre todo que demuestra la capacidad de sacrificio y de esfuerzo de esta mujer sevillana de 31 años.



El palmarés de Marina es espectacular:

- Medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012
- 5 medallas en campeonatos del mundo (una de ellas de oro en 2009)
- Campeona de Europa en 2007, 2008, 2009, 2010 y 2012
- Premio Nacional del Deporte "Mejor deportista española del año" 2012
- Medalla de oro de la Real Orden del Mérito Deportivo 2013 (y plata en 2011)

En fin, que Marina es un ejemplo a seguir para muchas mujeres... y hombres.

Modelos en publicidad (algunos ejemplos).

Uno de los ejemplos más claros de sexismo, como ya hemos comentado, es la publicidad. No solo los mensajes, los eslóganes, la escenografía o la música, sino principalmente el rol o la simbología que se le da a los modelos masculinos y femeninos. En esta infografia repasamos algunos ejemplos.


Mensajes alternativos en publicidad.

Sí, ya lo sé. El tema del hogar y aún más de la limpieza está muy manido cuando hablamos de igualdad y coeducación. Pero por desgracia no está tan manido como para que no haga falta hablar de ello a estas alturas; así que...


lunes, 13 de marzo de 2017

La publicidad, el mundo de los estereotipos sexistas.

Soy un aficionado a la publicidad desde hace muchos años. Recuerdo que cuando el antiguo Canal + emitía los maratones de publicidad (con casi 4 horas de anuncios), los grababa para verlos con los análisis de expertos que hacían de jurado en los distintos certámenes o festivales.

Cuando explico el marketing mix me gusta dedicar tiempo a la publicidad y siempre les pido a mis alumnas y alumnos que intenten averiguar o descubrir todo lo que se esconde en un anuncio. Es muy divertido e interesante, porque cuando empezamos a desmenuzar cualquier anuncio se dan cuenta la cantidad de claves, símbolos y mensajes que no se perciben a simple vista; por supuesto otros muchos son muy obvios. La mayoría, por desgracia, se basan en una concepción del hombre y de la mujer absolutamente sexista y sexual.

Estos anuncios son un claro ejemplo de la utilización de la mujer en publicidad. Yo señalaría dos vertientes:

1. Los anuncios que están dirigidos exclusivamente a mujeres porque se refieren a productos que supuestamente solo pueden utilizar mujeres. Podemos ver en el siguiente ejemplo que lo único que ha avanzado en décadas es el formato.


2. Los anuncios de cualquier otro producto, a priori no relacionado directamente con la mujer, pero que la utilizan como reclamo sexual para captar la atención del posible comprador.


Además de todo esto, tenemos el carácter absolutamente estereoripado de la gran mayoría de los anuncios, es decir, los productos dedicados al género femenino tienen una estética (formato, colores, banda sonora, etc.) determinada y absolutamente distinta de los anuncios dirigidos al público masculino:

video
video